Los vientos del cambio

14/5/18

los vientos del cambio

“Lo bueno que te ocurre viene de Allah, y lo malo de ti mismo.”

El Corán
(Sura de las Mujeres, 4:79)



¿Cómo distinguir lo que podemos cambiar para saber en qué podemos mejorar?

Si hay muchas cosas que no podemos cambiar, ¿no nos queda más que aceptarlas?

¿Cómo contestar estas preguntas sin caer en lugares comunes o formas convencionales?

Teniendo en cuenta que la mayoría de las personas se comportan en esta vida como el conejo persiguiendo la zanahoria, es de resaltar a aquellos que sabiamente, no sólo saben responder bien a estas preguntas, sino que viven acorde a sus respuestas.

Algunos ejemplos.

Hay quien,  a la manera estoica, responde:

“No pretendas que las cosas devengan como quieres que devengan: debes querer que las cosas devengan como devienen.”

Epicteto

Por tanto, su afán es imprimir al devenir el carácter de su ser.


Por otra parte, hay quien responde con valentía:

“Desde que me cansé de buscar,
aprendí a encontrar.
Desde que un viento se me opuso,
navego con todos los vientos.”

Friedrich Nietzsche
(“Mi felicidad”, en “Burla, Astucia y Venganza”, preludio en rimas alemanas, 1882, en “Canciones del Príncipe”)


“Sólo quien sabe hacia dónde viaja, sabe también cuál es el viento para su viaje” (F. Nietzsche), de manera que su tarea vital es hacer virtud del arte de aparejar las velas de acuerdo con el viento.


Por último, hay quien responde, a la manera sufí:

“Sométete a Salma,
ve a donde ella va,
y sigue los vientos del destino,
vuélvete hacia donde ellos se vuelvan”

Shaij Ahmad Zarruq

Porque no queda otra que someterse a la realidad inexorable, y aceptar el devenir, pero afirmándolo al mismo tiempo que el libre albedrío.

Porque sólo claudicando a la realidad inexorable podemos descubrir nuestra propia inmensidad y realizarla; sólo reconociendo a Allah en todo y viendo en cada cosa la manifestación de Su absoluta libertad; sólo reconociendo, en definitiva, que nada es más que aquello que Él quiere, podemos actuar de manera desbordante, aprendiendo los vientos de cambio, y sabiendo que las cosas son censurables o elogiables dependiendo de adonde nos conduzcan.



Yasin Trigo

 
Yasin Trigo - Templates para novo blogger